Descarga la app

Siguiente

¿Cómo vivimos la experiencia “Cata Musical NA-AT”?

     

Vino, enséñame el arte de ver mi propia historia

El vino tiene más de 7,000 años de antigüedad. Seguramente tu primer acercamiento con él, fue mediante la lectura de algún libro, o la observación de una copa plasmada en alguna pintura, incluso en alguna historia que escuchaste.

Partiendo de esta cercanía, tienes que saber que el arte de catar un buen vino data del conocimiento de la viticultura (arte y ciencia del cultivo de la vid), de lo que se encuentra detrás de su proceso de elaboración, hasta llegar al aprendizaje de sus denominaciones y los múltiples beneficios que obtenemos mediante su consumo.

Para nuestra fortuna, Carlos Chavarría, nuestro Director General, tuvo la oportunidad de conocer al Dr. Roberto Dumois, quien lo encaminó hacia la trascendencia y el aprendizaje que implica el arte de catar vinos.

Es por lo anterior, que motivados por el deseo de transmitir y compartir esta grata experiencia, hemos creado el concepto de Cata Musical NA-AT.

El evento se realizó el viernes 13 de julio en el salón de eventos empresariales The Room. Para muchos, la primera edición de este evento.

Con anterioridad, el Dr. Roberto Domois y Carlos Chavarría eligieron los vinos con base en los alimentos que degustamos y en la música clásica de México que escuchamos durante el evento.

A la persona encargada de elegir el vino para las catas se le llama “sommelier”.

El Dr. tiene estudios en Teoría Musical, guitarra, e instrumentos de cuerda con el maestro Guillermo Díaz Martín del Campo. También estudió cómo catar vinos; en el Instituto Vino y Capacitación, por lo que durante su participación, demostró amplio conocimiento respecto al tema.

El día del evento, a la par de su discurso y nuestra propia interpretación, entendimos la diferencia entre tomar y degustar vino, acompañado de excelentes bocadillos mexicanos.

Esta experiencia única, encaminó nuestros sentidos y sensibilidad, a la asimilación e interpretación de elementos propios de la naturaleza.

En el caso del vino Vino Blanco Sauvignon Blanc cosecha 2017 “Don Leo” el aroma predominante fue, además de cítricos; el de pasto recién cortado.

También interpretamos aromas más fuertes, como el del Vino Tinto Cabernet Sayvignon,cosecha 2014, “Linde”.

Al momento de probar esta bebida milenaria, involucramos todos nuestros sentidos y relacionamos cada uno, con la esencia de los elementos que la componen.

En cuanto a la música, deleitamos nuestros oídos con el “Huapango de Moncayo” interpretado por la orquesta Frankfurt hr-Sinfonieorcheste, dirigida a su vez por C. M. Prieto.

El mismo viernes, fue cumpleaños de Carlos, así que a manera de agradecimiento, le brindamos una sorpresa; ¡Le trajimos mariachi!

Ya pasada la media noche, después de complacernos con la interpretación de nuestra música regional mexicana, el marichi se retiró, fue hora de las charlas, las vivencias y de nuevas experiencias que nos llevamos de este evento.

Agradecemos a NA-AT por aportar un valor agregado y organizar experiencias tan enriquecedoras

Juntos aprendimos que cada vino tiene su propio pasado y su propia historia, al igual que cada una de las piezas, autores y estilos de la música clásica mexicana que disfrutamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Siguiente